PRESUPUESTOS DE LA SITUACIÓN DE CONTROL

Mediante oficio 220-003232 del 25 de enero de 2019 la Superintendencia de Sociedades desarrolla algunas consultas en relación a los principales aspectos que se evidencian en las situaciones de control empresarial.

En primer lugar, se manifiesta que el registro mercantil de la situación de control debe realizarse cuando se configuren los presupuestos señalados en los artículos 26 y 27 de la ley 222 de 1995. Así, las presunciones de subordinación corresponden al control interno por participación, al control interno por el derecho a emitir votos constitutivos de la mayoría mínima decisoria o por tener el número de votos necesarios para elegir junta directiva y al control externo. En relación a esta clase de controles se puede señalar:

  1. Control interno por participación: se verifica cuando se posea más del cincuenta por ciento (50%) del capital de la subordinada, sea directamente o por intermedio o el concurso de las subordinadas.

  2. Control interno por el derecho a emitir votos constitutivos de mayoría mínima decisoria: se tiene poder de voto en las juntas de socios o en las asambleas de accionistas, o por tener el número de votos necesario para elegir la mayoría de los miembros de la junta directiva.

  3. Control externo: se verifica mediante el ejercicio de influencia dominante en las decisiones de los órganos de administración, en razón de un acto o negocio celebrado con la sociedad controlada o con sus socios, sin que se exija que los controlantes participen en el capital social de la subordinada. Es conocida como subordinación contractual.

Las anteriores presunciones tienen las siguientes características especiales:

  1. No son taxativas, de esta manera, pueden existir otras formas de control, esto toda vez que lo indispensable es la realidad y efectividad del control;

  2. Son presunciones legales, de esta manera, los interesados pueden desvirtuarlas.

La situación de control supone su ejercicio, e igualmente hay subordinación cuando el control sea ejercido por una o varias personas naturales o jurídicas de naturaleza no societaria, bien sea directamente, o por intermedio o con el concurso de entidades en la cuales posean más del cincuenta por ciento del capital o configure la mayoría mínima para la toma de decisiones, o ejerzan influencia dominante en la dirección o toma de decisiones de la entidad.

De esta manera, en las situaciones de control empresarial se evidencian dos extremos en la relación: en uno se encuentra quienes ejercen el control, y en el otro la sociedad subordinada, donde si bien hay subordinación y obediencia, se consideran dos personas jurídicas distintas.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© RP ASESORÍA EMPRESARIAL -  2020

  • Black Facebook Icon
  • Icono negro LinkedIn
  • Negro del icono de Instagram